28.10.14

Quiero Más ... III



Una y otra vez sucede... crece el deseo a la par que lo satisfaces.
Perverso y ardiente siempre en mis sueños apareces, te escucho tan dentro, así... haciendo eco en lo agitado de mis deseos.

Es una sublime atracción que nubla mi cordura y te vuelve obsesión de mi locura.

Aflora el placer, lo acompaña el dolor y con ellos, mil formas de sentirnos vivos, cuando resurge bravío tu intenso recuerdo, y te apoderas de mi mente, con toda tu fuerza logras que mi voluntad se pierda.

Mientras un dildo tiembla en mi mano. Penetra despacio, en momentos su ritmo acelera, desgarra mis labios, enciende mi vientre  y bullen lentamente las burbujas que bajan humedeciendo la verticalidad de mi sexo.

Hay un hecho claro y contundente, y es que, cuanto más te llevo en mis pensamientos, más perverso te vuelves.
Tan cerca desde tan lejos a tu capricho me sometes.

Es tan fácil volar a tu lado, sólo basta sentir tu esencia en las profundidades de mis entrañas.